Balandra Cruz del Sur
Entrevista a terapista Andana

ENTREVISTA A TERAPISTA DE LENGUAJE

 

¿Cuál es el campo de acción del terapéuta del lenguaje?

El terapéuta del lenguaje participa en la prevención, detección, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de desórdenes de la Comunicación en las áreas de fonación, audición, habla y lenguaje; como así también, de los trastornos del aprendizaje secuelares a dificultades linguísticas.

 

¿ Cuáles son dificultades que precisan en forma relevante de terapia del lenguaje?

Aquellas que retardan, distorsionan o desintegran el proceso comunicativo verbal, tales como:

  • Sensoriales: Pérdida auditiva- Trastorno visual
  • Neurológicas: congénitas- genéticas- adquiridas
  • Psíquicas/Intelectuales: Psicosis- Neurosis- Retardo Mental
  • Instrumentales: desórden anátomo- muscular (agenesia- malformaciones) y neuro-muscular (parálisis- paresias)

 

¿ Cuáles son los trastornos más frecuentes en la infancia que requieren de su intervención y como actuar frente a ellos?

Todos aquellos que afecten algunas de las áreas de la Comunicación. Los más comúnmente detectados en edad infantil son:

- Retardo del Lenguaje: caracterizado por un retraso en la adquisición del lenguaje y una distorsión en su desarrollo.

- Dislalia: trastorno del habla que afecta la calidad articulatoria de la producción lingüística en forma sistemática o asistemática a partir de los 4 años de edad en adelante.

- Disfluencia: llamada también tartamudez se caracteriza por una alteración en la fluidez de la emisión verbal

- Hábitos negativos: tales como respiración por boca y deglución atípica

- Dificultades en discriminación auditiva: a causa de pérdidas auditivas.

- Trastornos de aprendizaje: involucra dificultades del lenguaje escrito, de las habilidades matemáticas y/o de comprensión, secuelares de un desarrollo perceptivo-motriz y/o del lenguaje verbal afectado.

 

Frente a ésta situación se actúa estructurando un plan de trabajo terapéutico con objetivos, técnicas y recursos individuales adaptados a la edad, al estado cognitivo, a intereses particulares y a la terapia a aplicar.

 

 

¿ Cómo deberían actuar los padres si sospechan o identifican alguna de estas dificultades en sus hijos?

Primero deben asegurarse que la dificultad observada tenga una frecuencia de aparición considerable. Si esto sucede, deberían realizar una consulta con profesionales especializados en la temática, teniendo en cuenta que si éstos desórdenes no se tratan a tiempo y en forma adecuada, van involucrando niveles superiores de compromiso, por lo tanto el problema y su abordaje se complejizan.