Balandra Cruz del Sur
Apoyo psicopedagógico
Hablar de una educación integral, obliga no sólo a cumplir con los contenidos de los programas de estudio, sino a encaminar que todos los alumnos cuenten con las oportunidades para que en este proceso logren un desarrollo integral como persona, como hijo, como estudiante y como miembro de una sociedad. 
 

La Coordinación de Apoyo Psicopedagógico de nuestra institución tiene el compromiso de acompañar a los miembros de la comunidad educativa (alumnos, padres de familia y profesores) a formar un equipo de trabajo en pro de los  objetivos de nuestra misión: “la formación de bachilleres con capacidad para comprender el mundo en que viven y actúan, poniendo al servicio de la comunidad seres humanos libres, responsables, integros y solidarios". para ello trabajamos con un equipo de psicólogas, psicopedagogas, terapistas físicas y de lenguaje, y otras/os especialistas con el objetivo primordial  de llevar acabo una labor de detección, evaluación y  orientación en las habilidades académicas para el mejor desempeño que le permita conocer, aprender  y construir formas de vida. Así mismo contamos con adecuadas aulas para realizar las distintas terapias o talleres.

 

 
Respuesta al cuestionario sobre “INCLUSIÓN EDUCATIVA NIÑOS Y JOVENES CON NECESIDADES ESPECIALES” Revista Vistazo
 
¿Desde hace cuánto tiempo la Unidad Educativa Balandra-Cruz del Sur integra en sus aulas a niños y jóvenes con Síndrome de Down?
Desde el año 1998 en que el primer niño con Síndrome de Down solicitó, a través de sus padres, ser admitido en el maternal. Cursó con nosotros el pre-escolar, la primaria y la secundaria. Después de él llegaron otros.
 
¿Por qué motivo lo hacen, cuál es el objetivo de esta apertura educativa para personas con discapacidad?
La motivación es la misma que nos lleva a admitir niños sin discapacidades. No se trata de un planteo o propuesta nuevo. Desde su fundación, esta institución sustenta su ideario, en una concepción humanista y cristiana del hombre, por lo tanto promueve, entre otros valores morales, la formación integral de sus estudiantes atendiendo a todas sus necesidades, la promoción de la familia, el valor de la persona humana, la defensa de la vida, la igualdad de oportunidades. No somos un colegio para niños con necesidades especiales, somos un colegio que pone el acento en la preparación académica, moral, física y espiritual de sus estudiantes.¿Qué razón tendríamos para negarle estos servicios a un niño, porque tiene ^necesidades especiales^. Todos los niños las tienen, en mayor o menor medida. Negarle el cupo a un postulante por esta razón, equivale a negarle el derecho a crecer, a aprender, a tener amigos, a desarrollarse al máximo de sus capacidades, a jugar con otros niños, a ser feliz.
 
¿Cuál es el procedimiento previo que se implementa para recibir a un niño o joven Down? ¿Solicitan alguna evaluación?
Hemos establecido tres requisitos muy rigurosos: primero, deben solicitar su ingreso en el preescolar, es decir, antes de los seis años. Es necesario que su adaptación al sistema escolar, al grupo, a la disciplina académica, al aprendizaje se inicie en los primeros años, de ser posible a los dos o tres años.
 
El segundo requisito es que pertenezcan a una familia del colegio, es decir, que sus hermanos sean estudiantes de nuestra institución. No es posible la inclusión, si sus propios hermanos los excluyen o los niegan.
 
El tercer requisito es el compromiso efectivo de los padres a darles todo el apoyo que requieran y participar activamente de su vida escolar.
 
De parte nuestra el requisito es que la institución cuente con todos los profesionales o especialistas educativos que el niño requiere para su desarrollo, según sus características.
 
 
¿Qué adaptaciones o ajustes curriculares han debido implementar para estos niños y jóvenes?
Todas las necesarias para cada caso. Igual que cualquier niño, los niños con Síndrome de Down, tienen diferentes habilidades, diferentes niveles de inteligencia, diferentes intereses. También comparten algunas características comunes entre ellos, como problemas en la adquisición del lenguaje, falta de tono muscular, problemas de visión. Esto requiere de un trabajo conjunto de las profesoras y el equipo de terapistas y psicopedagogas que integran los dos departamentos de apoyo escolar con los que cuenta la institución: uno especializado en niños y otro en adolescentes. Estos departamentos prestan sus servicios a todos los estudiantes de preescolar, primaria y secundaria que requieran una ayuda especial para desarrollar las múltiples habilidades y destrezas que requiere el aprendizaje. A su vez el colegio cuenta con tres departamentos de psicología que dan apoyo emocional a estos y a todos los estudiantes que lo requieran.
 
 
¿Tiene un proyecto institucional al respecto que esté destinado a ellos? ¿Cuentan con maestras capacitadas en educación especial, aulas de recursos, atención terapéutica y tutorial orientada a dichos estudiantes?
Como acabo de explicar, la institución cuenta con docentes en permanente capacitación en todos los aspectos que involucra el aprendizaje: el área socio-emocional, conductual, el aprendizaje de la lengua, la enseñanza de una segunda lengua, la enseñanza de las matemáticas, el desarrollo físico, el desarrollo del pensamiento, etc. Además cuenta con los departamentos de apoyo escolar y los departamentos de psicología en sus tres secciones. Para el apoyo de la adquisición de destrezas y contenidos cuniculares, todos los profesores y profesoras dan clases tutoriales todos los días después de clase, en todas las materias, como parte de los servicios a los que todos los estudiantes tienen acceso por estar matriculados en el colegio. Obviamente estos departamentos dedican gran parte de su jornada de trabajo a dar apoyo a los estudiantes con necesidades especiales, a adaptar programas de estudio y a diseñar currículas adecuadas a cada uno de ellos. El proyecto educativo del colegio no incluye un proyecto distinto para este tipo de estudiantes porque parte del principio de que cada niño es especial, único e irrepetible y no trabaja sobre un perfil único e ideal, ni los moldea a su criterio. Crea los espacios para que cada uno descubra sus fortalezas y las desarrolle al máximo y tome conciencia de sus debilidades y encuentre la manera más eficiente de superarlas o vivir con ellas. Dios creo al hombre infinitamente diverso, único e irrepetible. Cada ser humano tiene un rol, una tarea, una misión única y trae las características necesarias para lograrlo. A su vez, cada experiencia de vida, las circunstancias en que uno nace y crece, las personas con las que se relaciona, los vínculos que desarrolla, dejan su huella, positiva o negativa. Es importante entonces que se conozcan a si mismos, se acepten y acepten al otro, y fortalezcan su espíritu, desarrollen sentimientos positivos, de tal manera que puedan encontrar la manera de enfrentar adecuadamente, tanto las circunstancias positivas como las adversas que se les presentena lo largo de la vida.
 
La educación es una cuestión de responsabilidad, es decir, de tener la capacidad de responder por las necesidades físicas, espirituales, morales y de conocimiento que los niños y jóvenes requieren. Es una tarea dinámica, personalista, sociabilizadora, creativa y tremendamente ardua. Como se puede ver no hay ninguna característica ni condición para la que un estudiante con necesidades especiales no”aplique”
 
¿Cuántos estudiantes tiene el plantel educativo y de ellos, cuántos alumnos Down tienen al momento, tanto en primaria como en secundaria?
Con Síndrome de Down hay en este momento un niño en pre-escolar, dos en primaria y uno en secundaria. El plantel tiene 1 163 alumnos en total, en sus tres secciones. Se han graduado tres y dos de ellos trabajan en el colegio y continúan recibiendo asistencia.
 
¿Cómo funciona la atención educativa orientada a los chicos Down?
Ellos cumplen la jornada escolar al mismo ritmo que sus compañeros de clase. En los primeros años se les establece un horario especial, ingresan más tarde y salen más temprano, pues tienen menos resistencia física y necesitan dormir más. En secundaria se acoplan al horario regular, aunque en algún caso salen un poco más temprano para cumplir con terapias especiales de estimulación o refuerzo de habilidades, con la finalidad de que cuenten con suficientes horas de juego, recreación y descanso por la tarde. Participan de todas las actividades grupales, deportivas, artísticas, espirituales y sociales, junto con sus compañeros, quienes los cuidan y los auxilian en todo momento, sin sobreprotegerlos ni desvalorizarlos.
 
No tenemos aulas de recursos, pero trabajan individualmente tres horas al día, las correspondientes a materias en inglés, que ellos no reciben.
 
¿Qué beneficios ha podido identificar en los niños y jóvenes que tienen esta discapacidad al formar parte del convivir educativo en la institución? ¿De qué forma los compañeros de estos chicos han aprendido de este compartir diario?
Sus compañeros alcanzan un aprendizaje fundamental para la vida: todos somos distintos, todos tenemos fortalezas y debilidades, es importante apoyar a los más débiles, es bueno ser solidario. No es malo no saber, no poder o equivocarse. Aprenden a ser comprensivos y a tener paciencia y descubren que no siempre el más fuerte y el más inteligente es necesariamente el mejor. Los niños Down descubren lo mismo. Son niños particularmente sensibles y muy perceptivos. Establecen vínculos con facilidad pues son muy sociables y saben cosas que los demás no sabemos.
 
¿Cómo ha sido y qué le significa a usted esta experiencia de permitirles la inclusión a niños con necesidades especiales en la educación regular?
Personalmente ha constituido una oportunidad de crecimiento personal y profesional. Como todo niño te enseñan modos distintos de ver y enfrentar la vida. Te permiten hacer descubrimientos y plantear situaciones que sin ellos hubiésemos pasado por alto. Te asombran a diario, pues superan siempre nuestras expectativas respecto de lo que son capaces de hacer. Esto nos ha enriquecido como equipo y como institución educativa. Han sido un referente fundamental en la vida y en la formación de nuestros estudiantes.